CineMigrante realizó la 4ª Muestra Internacional en Bogotá del 22 al 29 de abril, trayendo consigo una selección cinematográfica de 40 películas provenientes de 35 países permitiendo instalar en la ciudad una visión amplia de la movilidad humana.

Más de 2000 personas asistieron a las 35 sesiones cinematográficas desarrolladas a lo largo de 8 días, haciendo un especial tratamiento de la temática migratoria y los derechos humanos desde ejes como Globalización, Trabajo, Infancia, Migración y Género, Migración y Pueblos originarios, Migrantes climáticos, Construcciones identitarias, Interculturalidad en el espacio urbano, así como Interculturalidad en la Música, Sección Especial desarrollada por esta 4° Muestra que pretendió hacer un especial foco a los modos artísticos y culturales en el ámbito de la música que devienen necesariamente del encuentro entre pueblos, culturas y personas provenientes de diversos espacios geográficos y que generan, a través esa disciplina artística, nuevos modos culturales contemporáneos.

En ese sentido, el énfasis cinematográfico dado a la música como ámbito de encuentro y resistencia cultural en esta nueva edición de la Muestra Internacional CineMigrante en Colombia nos permitió acercarnos a ‘Herencia de Timbiquí’, reconocido exponente de la música afrocolombiana, con quienes compartimos nuestra Gala Inaugural.  Más de 300 personas colmaron el Auditorio Luis Carlos Galán y junto a ellos compartimos la necesidad de visibilizar  y reivindicar la herencia africana de nuestra identidad, presente hoy en los diversos componentes sociales, políticos como culturales. ‘Herencia de Timbiquí’ fue la clara manifestación de cómo ese legado pervive y se reapropia de sentido en las relaciones entre lxs diversxs, en lo intercutural de los vínculos contemporáneos.

CineMigrante se ha desarrollado en  la Cinemateca Distrital y en el Planetario de Bogotá, incorporando a estas sedes centrales: un circuito de salas en las Universidades como la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad de los Andes; un circuito de proyecciones en Salones Comunales, como en Centro Comunal J.J. Rondón y Barrancas, y Centros Culturales barriales como Casa B en el barrio de Belén. A este circuito de proyecciones, se sumaron las proyecciones al aire libre como en Plaza de Las Cruces y Plazoleta San Ignacio; y un circuito de proyecciones en espacios no convencionales como en Matik Matik y Latino Power.

CineMigrante gracias a esto pudo profundizar entonces su propuesta, ampliando los fenómenos abordados y logrando una mayor difusión de sus actividades hacia la sociedad en general permitiendo el acceso de todo tipo de público, sin ningún tipo de distinción en todas sus actividades. Y esta amplitud de su difusión implicó que la mayor parte de las funciones de CineMigrante se desarrollaron a sala llena.

Esta 4° Muestra Internacional CineMigrante en Bogotá, ha acompañado sus proyecciones con una serie de instancias de de formación en derechos humanos. Más de 150 personas participaron en los talleres realizados en los salones comunales como en los centros culturales barriales,  destacando la presencia de niñas/os y adolescentes y mujeres. En esas instancias, CineMigrante tuvo un espacial objetivo que fue el de promover ámbitos de reflexión a través del lenguaje audiovisual en temas como identidad, niñez, movilidad y migración, derechos humanos, interculturalidad e integración, migración y género, tráfico y trata de personas.

Asimismo, se desarrollaron instancias de formación  en los ámbitos universitarios en donde CineMigrante realizó dos talleres en materia de derechos humanos, con una asistencia promedio de 200 estudiantes. En esos espacios, el objetivo implicó la promoción de una formación diferencial a través de un trabajo sistémico con materiales audiovisuales que logró reflexionar acerca de de los modos contemporáneos de las construcciones identitarias y sus implicancias en materia de conformaciones de estereotipos sociales y culturales. Los temas abordados implicaron generar un marco de construcción colectiva de nuevos paradigmas y conocimiento con las/os estudiantes en torno a conceptos como Identidad, construcciones mediáticas y estereotipos, diversidad, otredad. xenofobia, racismo, entre otros.

Sabemos que  la propuesta cinematográfica de CineMigrante tuvo una especial recepción en la ciudad de Bogotá, permitiendo una interacción con el público de manera distintiva; un público diverso tanto por su edad como por su composición que nos acompañó desde las primeras funciones.

Los temas abordados se desarrollaron de manera sistémica en cada una de las funciones, permitiendo la inclusión de nuevas temáticas y modos de acción y trabajo devenidos de los diálogos generados con nuevos sujetos que se acercaron a la muestra. Temas como el derecho a migrar en el contexto actual tanto en Colombia como en la región sudamericana, violación de derechos humanos, formas de estigmatización de la figura migratoria, modos de integración, determinación del género en la movilidad humana, arte como herramienta de denuncia y de transformación social, fueron algunas de las temáticas abordadas que interaccionaron con las sesiones cinematográficas.

Esperamos que CineMigrante en Colombia haya aportado para dar cuenta de lo necesario  del acercamiento, la acción y la reflexión conjunta que se precisa en pos de consolidar modos equitativos en nuestras relaciones humanas, ponderando en encuentro por sobre la exclusión, garantizando el acceso ecuánime a los derechos humanos que como especie humana nos pertenecen.

Es un hecho que hay mucho trabajo en redor a la materia de derechos de las personas migrantes y que CineMigrante ha sido tan sólo un momento o una instancia en la lucha por la igualdad y el acceso a derechos sin distinción por raza, género, religión o determinación de clase; y que cada paso dado en ese sentido genera conocimiento, fuerza y empoderamiento individual y colectivo.

Aportando a ello, pues entonces, CineMigrante sigue, sigue su curso de natural movimiento, emprendiendo el desafío de nuevos caminos en pos de generar un espacio sin frontera alguna para el desarrollo colectivo.

Y una vez más dice: Gracias Bogotá  por ser CineMigrante y Hasta Siempre!