PLANRosebud 2«No hay documento de cultura que no lo sea también de barbarie», escribió Walter Benjamin en Tesis de filosofía de la Historia (1940). A la sombra de estas palabras empezamos, en 2006, el proyecto Plan Rosebud, una película en dos partes y un libro, que trataban de reflexionar sobre la (des)memoria reciente del estado español. Nuestra intención no era hacer un documental informativo, ni conmemorar las nuevas narrativas épicas, sino intentar un mapeado crítico de las políticas de memoria. Por esta razón, y por el paralelismo transicional con Argentina, escogimos Plan Rosebud como eje central de esta muestra, entrelazado con un antecedente escasamente tratado en el cine y el arte español, las políticas migratorias de la dictadura, que se encarnan aquí en mi primer film, La memoria interior -una apelación al pensamiento colectivo desde mi propio cuerpo- y con una secuela del propio eje central, Lo que no puede ser visto debe ser mostrado, una pieza corta sobre la censura del cine militante radical, aquel que contesta el relato oficial de la sacrosanta transición española. Vigilando este diálogo, está Le paradis, un autorretrato fragmentario que subraya la calidad profundamente subjetiva del cine de no-ficción, y que contradice la falsa y banal idea de que la imagen-documento es “real”.

rosebud 2_2La realidad, elaboración interesada descrita por los diversos poderes como única e incontestable, es ese “documento de cultura nacido de la barbarie”. Como “hacedora de relatos fílmicos” creo que evidenciar las herramientas de esa construcción es mi responsabilidad. Nuestra responsabilidad, como sociedad civil, es repensar el hueco –fértil y activo- existente entre la realidad y sus representaciones. Convoquemos a los fantasmas, y comencemos el debate entre ambas orillas del Atlántico.

Finisterre (Galicia), agosto 2015

 

 

rosebud 2.

La exposición se realiza en el Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA), Sede Florida 943.

Contaremos con la presencia de María Ruido gracias al apoyo del CCEBA