La película se centra en las experiencias de tres mujeres del Este de Europa, quienes dejan su hogar con la esperanza de encontrar algo mejor. Atraidas por falsas promesas fueron atrapadas en las redes de la prostitución; sus vidas están ahora dominadas por el dolor y la explotación. Mientras voces anónimas leen cartas que ponen en valor los sentimientos y las experiencias de estas mujeres, ellas permanecen invisibles y las imágenes de la película van desde las ciudades de origen de ellas hasta abstracciones de posibles lugares y memorias. “Sentí un único dolor; uno que me llenaba todo el cuerpo”, escribe una de las mujeres acerca de la primera vez que fue violada. Es un esfuerzo por eliminar el morboso aspecto de la trata de personas y tratar de abordar el tema de forma sobria y estricta.