Es un retrato de tres Grandes Jefes indios Mardi Gras de Nueva Orleans. Son descendientes de esclavos escapados que fueron amparados por los nativos americanos de los pantanos de Louisiana. Estas tribus afro-americanas estuvieron en su momento sacudidas por violentas peleas entre grupos. Ahora, cada año durante el Mardi Gras, van hacia los bajos de Nueva Orleans vestidos con elaborados trajes de influencia nativo americana que ellos mismos han cosido a lo largo del año. Allí donde una vez luchaban con hachas, compiten por ver cuál es el Jefe que tiene el mejor traje. En este documental el director Aaron Walker sigue a los indios Mardi Gras a lo largo de cinco años (antes, durante y después del huracán Katrina) y explora su arte y filosofía, así como sus luchas como comunidad.