Anajara y Allison son una pareja de brasileños en Lisboa. Son dos personas solas que tratan de cuidarse la una a la otra mientras para salir adelante de su separación forzosa. Anajara vuelve a casa al amanecer después de su trabajo. Esta vez no podrá dormir durante el día ni llevar a Iuri a la escuela. Cien kilómetros más lejos, Allison espera que lo dejen reunirse con su mujer e hijo. Es día de visita en la cárcel de Santarem. Cerro Negro adopta la estructura de un díptico en el que se muestran ambos lados de una historia universal.