Goudougoudou es el nombre que los haitianos han inventado para hablar sobre lo que no se puede hablar: el terremoto. Para las personas lo sufrieron la noción de “estar vivo” se reemplazó por la de ”ser un sobreviviente”. Su carne y sus huesos habían escapado a la destrucción y al derrumbe del hormigón, si embargo, en este escenario, ¿ son los vivos que corren entre los muertos o los muertos que corren entre los vivos? Diez haitianos y haitianas, que retomaron el hilo de su vida en un escenario dantesco, dan sus testimonios íntimos de una existencia completamente trastocada por la muerte y el caos. Sus sueños, sus pesadillas, su mundo después del terremoto, su dignidad. Esta película explora cómo la gente, después de lo impensable, hace su duelo, lucha para lograr una semblanza de cotidianidad y construye nuevos sueños y esperanzas. .