Shun Li trabaja en una fábrica textil en las afueras de Roma y hace cuarenta camisas por día para pagar la deuda y los documentos que permitirán a su hijo de ocho años viajar a Italia. Repentinamente ella es trasladada a Chioggia, una pequeña ciudad-isla en la laguna Veneto. para trabajar como camarera en el bar “Paradiso”. Bepi, un pescador eslavo apodado por sus amigos como “el Poeta” y cliente regular desde hace años en este bar, se conmueve profundamente por la sensibilidad de la mujer en la que percibe el tormento por su hijo y por su tierra lejana. El encuentro entre ambos es un escape poético a la soledad, un diálogo silencioso entre culturas que son diferentes aunque no distantes. Es una odisea en lo profundo del corazón de una laguna que es cuna de identidades, que nunca se mantiene estable. Pero la amistad entre Shun Li y Bepi molesta tanto a los chinos como a la comunidad local.