Rosalba, una joven guía turística, padece un extraño trastorno: cada vez que oye una melodía le invade un impulso incontrolable y su cuerpo se pone a temblar, a retorcerse y, finalmente, a bailar. Ella misma concibe numerosos trucos para ocultar esta rareza, sin sospechar que sus descontroladas reacciones físicas intrigan a Alain, amante de la música y chofer del minibus de la oficina de turismo donde ella trabaja. Alain y Rosalba son atraídos el uno al otro, pero ambos son tímidos y torpes. Después de una jornada de trabajo en un trayecto a lo largo de la ciudad, él la invita a un restaurante para que finalmente terminen la velada bailando en una fiesta de un vecino de ella. .