Años después del terremoto en Haiti y de billones de dólares donados, cientos de miles de personas continúan viviendo en campamentos de desplazados. Mozayik es uno de los mas pequeños, con tan solo 126 familias viviendo en él. Pero cuando una gran empresa decide construir en su emplazamiento, Mozayik se da cuenta que va ser desalojado. Este es un problema que encaran decenas de miles de haitianos y que viola los derechos humanos. Mozayik es la historia de Agustin Mona en su lucha contra el desalojo forzado. Es un músico con rastas largas hasta los tobillos que de mala gana cumple el rol de jefe de campamento. A través del laberinto de organizaciones internacionales, agencias gubernamentales y empresas que intentan reconstruir Haiti, Mona descubre un asentamiento informal llamado “Canaan” donde poder instalarse. Bien podría ser un nuevo comienzo o una vuelta a los mismos problemas.