Alda y su hermana llegan a Lisboa tratando de escapar de la Guerra Civil de Angola. Sin otro contacto más que algún llamado telefónico a su madre, ambas deberán construir una nueva vida como emigrantes en los suburbios de una ciudad sorprendente y cruel. Sin complejidades narrativas, pero con una marcada honestidad emocional y cierto sentido de la aventura, la debutante directora Pocas Pascoal parte de su propia historia de exilio para confeccionar un drama elegante y medido sobre el crecimiento y dedicado a su hermana y compañera de viaje.