Es un documental acerca de tres menores solos de Afghanistán, Siria y Guinea que desean un futuro estable en Europa. Fattah trabaja duro en Estambul, esperando ganar suficiente dinero como para irse a Grecia y después a Italia. Sateh ha estado viviendo en Europa por tres años pero echa de menos a sus padres. Y Mamadou intenta conservar su trabajo y estudios en Bélgica a pesar de haberse convertido en un inmigrante ilegal. Es el ciclo completo de la migración, desde las idealistas proyecciones de Europa hasta la vida en un centro de acogida o la constante lucha para evitar la deportación. Sin embargo, a estos tres protagonistas se los muestra también como a cualquier otro adolescente, con sueños de futuro, ganas de salir a pasarla bien o con sus manías con el gel de cabello. Es un ingenioso retrato que da una nueva luz acerca del fenómeno migratorio, más allá de las estadísticas o los discursos ideológicos.