Sandro Mezzadra

Cuerpos en movimiento. Cuerpos desbordados, cuerpos que violan las reglas escritas y tácitas. Cuerpos que se sustraen a la posición que les ha otorgado un sistema que los aplasta. Un gesto de libertad, el ejercicio de lo que he llamado el derecho a la fuga: la materialidad irreductible en el origen de la migración. Y entorno a la migración tienen lugar algunos de los conflictos más violentos -literalmente letales- que marcan nuestro presente global.

 

El movimiento parece definir la época en que vivimos, los límites trastocados y aniquilados por la circulación de las mercancías y los capitales, por los “estilos de vida” y por las “culturas”, por los nuevos paradigmas tecnológicos que modelan y transforman nuestra experiencia cotidiana. Pero en muchas partes del mundo se acorazan contra prófugos y migrantes: la movilidad humana debe ser organizada según jerarquías inflexibles, trazadas a lo largo de las divisiones de clase, de género, de “raza”, y según parámetros muy precisos de utilidad económica y demográfica. La migración, el movimiento obstinado de mujeres y hombres traspasando los límites, desafía las jerarquías y pone en discusión estos parámetros. Tanto de forma elemental como radical, la migración escenifica frente a nuestros ojos la injusticia del mundo en que vivimos. Y nos obliga a mirar por encima de este mundo, a imaginar su transformación.

 

Las imágenes de las migraciones, hoy, son muchas veces de una dureza intolerable: náufragos, muertos en el mar y en los desiertos, detenidos, suspensión de la vida en los campos de tránsito. Y luego muros, barreras, alambre de púas, dispositivos de algún modo “arcaicos” que se combinan con procesos de digitalización del control fronterizo. No podemos y no queremos olvidar estas imágenes. Detrás de ellas, en su negativo, debemos aún encontrar la fuerza de una multitud de cuerpos en movimiento, cuyas líneas de fuga trazan los contornos de una crítica radical de lo existente.

 

 Clarisse Hahn

Los cuerpos migratorios son por esencia cuerpos insurgentes. Cuerpos que resisten y subvierten líneas que fueron dibujadas por las potencias anónimas, para definir territorios, separar los países pobres de los países ricos. Son cuerpos perseguidos por dispositivos de monitorización de cuerpo cada vez más sofisticados. Cámaras de visión nocturna, sensores de CO2, sensores de ruido y de movimiento, de lectura de la edad ósea. Todos los medios posibles están utilizados para perseguir al ser humano que intenta penetrar en un sistema que lo rechaza. Frente a esta vigilancia, el sistema D: las huellas dactilares son quemadas con ácido, el dinero del banco es escondido en el cinturón, se colocan clavos en los zapatos para escalar la pared. El hombre lucha solo contra las grandes máquinas y no se debilita.

 

Con toda la fuerza y el optimismo de su juventud, africanos tratan de cruzar el muro que los separa del enclave español de Melilla (Les Sauteurs). Mientras esperan para pasar, construyen una comunidad efímera en el monte Gurugú. Celebraciones preceden a los intentos de subir la pared. Bailes, canciones, oraciones, partidos de fútbol, todos los medios son buenos para no perder la esperanza, el entusiasmo que les empuja a subir, a pesar de los riesgos, a pesar de la muerte de los que fracasaron. La migración es también una cuestión de creencia.

 

Mientras esperan para pasar, los migrantes ocupan estos espacios intermediarios, entre dos países, entre las ruedas de un camión. Para quien logra pasar, comienza la errancia a través de una Europa administrativa (I am Dubin). Los años pasan, de una oficina a otra, de un refugio a otro. El adolescente que había cruzado la frontera gradualmente se convierte en un hombre, antes de obtener un derecho de residencia.

 

Todas estas películas tienen en común el hecho de dar voz a aquellos que no la tienen, aquellos que son ‘invisibles’, ‘imposibles de encontrar’. No quiero recordar las palabras de los que custodian la frontera. Excepto quizás aquella, melancólica, de un francotirador kurdo que deambula por una ciudad en ruinas (The Sniper of Kobani) quien se encuentra perseguido por el recuerdo de las personas que ha matado, para recuperar un territorio sacudido por la guerra.

 

 PELÍCULAS QUE COMPONEN LA SECCIÓN:

La mécanique des flux

(La mecánica de flujos)

Nathalie Loubeyre
Documental | Francia – 2015 – 83’ – HD – VO francés – Subtitulado Español

Premier en Argentina
En las fronteras de Europa, hombres y mujeres determinados se baten por sobrepasar estas fronteras que Europa les impone. Con su fuerza de voluntad y su vitalidad como únicas armas, enfrentan una violencia que no enuncia su nombre pero decide sobre sus vidas. Otra mirada, sensible y cinematográfica sobre esa realidad.
Premios: Festival International du Film des Droits de l’Homme (FIFDH) – Paris (France) – Grand Prix du Jury lycéens et apprentis & Mention spéciale long-métrage du Jury Fleury-Mérogis

 

Les Sauteurs

(Those Who Jump)

Estephan Wagner, Moritz Siebert, Abou Bakar Sidibé
Documental | Dinamarca – 2016 – 82’ – 16mm, 35mm – VO francés, bambara – Subtitulado

Premier en Argentina
Al norte de Marruecos está el enclave español de Melilla: tierra europea y africana. En sus montañas viven miles de personas deseando migrar, viendo la cerca que divide a Marruecos de España. Abou, proveniente de Mali, es uno de ellos, el protagonista frente a cámara y también la persona detrás de ella. Por más de un año ha intentado sin cesar de saltar la cerca, evadir el alambre de púas, el gas pimienta y la brutalidad de las autoridades. Luego de cada intento fallido, “los que saltan” (les sateurs del título) vuelven a sus pueblos de origen para tratar de armarse de valor nuevamente.
Premios: Premio del Jurado en la sección Forum de Berlinale 2016.

 

I am Dublin

(Jag är Dublin)

David Aronowitsch
Documental | Suecia – 2015 – 76’ – HD – VO Subtitulado español.

Premier en Argentina
La película sigue a Ahmed que hace de un personaje cuya vida refleja varias de sus vivencias. Ahmed es un “caso Dublín” al igual que Daoud, el personaje que interpreta. Ahmed estuvo en Europa por seis años y vivió escondido en Suecia tres años. Cuando llegó en bote a la isla italiana de Lampedusa, fue forzado a dejar sus huellas digitales. En ese momento se convirtió en un caso Dublín. Italia fue su primer país en Europa y las actuales regulaciones estipulan que solo puede solicitar asilo allí. El documental cuestiona las políticas migratorias que dan como resultado que miles de migrantes y refugiados vivan una inhumana deriva en continente europeo.
Festivales: DokuFest 2015; Sheffield Doc/Fest 2015; IDFA 2015.

 

PROGRAMA 1 DE CORTOMETRAJES

Sísifo/ Repetición del cuerpo

(Sísifo/ Repetición del cuerpo)

Colectivo Los Ingrávidos
Documental, Experimental | México – 2013 – 16’ – HD – VO español

Premier en Argentina
Cuando el campo es deshabitado la masa urbana crece. Toda una ciudad mide e incrementa su pulso con el más ínfimo trabajo informal. Un trabajo que toma cuerpo en la repetición cuyo fin no conocerá. Un trabajo siempre en marcha.

 

Cavernicole

(Cavernicole)

Ombline Ley
Documental | Francia – 2015 – 30’- HDCam – VO francés – Subtitulado español.

Premier en Argentina
‘Cavernicole’ es el nombre de una especie que sobrevive en un ambiente subterráneo. A través del retrato de un personaje, la película encuentra tres mundos diferentes que existen al límite de la normalidad. Un paseo sin un claro objetivo a través de la oscuridad, que termina siendo una búsqueda de algún tipo de libertad y del individualismo.
Premios: Mejor Corto Documental Bogoshorts.

 

PROGRAMA 2 DE CORTOMETRAJES

Guerilla. Notre corps est une arme

(Guerrilla. Nuestro cuerpo es un arma)

Clarisse Hahn
Documental | Francia – 2012 – 18’- Otro – VO kurdo, turco, francés – Subtitulado español.

Premier en Argentina
Los rebeldes kurdos registran fílmicamente sus vidas cotidianas en la frontera entre Iraq y Turquía. Las imágenes de guerra en Kurdistan se confrontan con las imágenes de refugiados kurdos en las calles de París, cuestionando diversas estrategias de construcción de identidad comunitaria, teñidas de idealismo y romanticismo en el corazón de la violencia política y social. Guerilla es parte de una serie de 3 cortos documentales llamada “Notre corps est une arme”, que muestra individuos que afirman sus cuerpos como lugar de resistencia política y social.

 

Los Desnudos. Notre corps est une arme

(Los Desnudos. Nuestro cuerpo es un arma)

Clarisse Hahn
Documental | Francia – 2012 – 13’ – HDCam – VO español, inglés – Subtitulado español.

Premier en Argentina
Campesinos mexicanos sin tierra que se inventan una nueva forma de lucha utilizando sus cuerpos como lugar de resistencia política y social. O cómo vencer con alegría, determinación y humor.

 

Prisons. Notre corps est une arme

(Prisiones. Nuestro cuerpo es un arma)

Clarisse Hahn
Documental | Francia – 2012 – 12’ – 12’- HDCam – VO turco, francés – Subtitulado español.

Premier en Argentina
Dos mujeres han utilizado sus propios cuerpos como arma de guerra participando en una huelga de hambre en cárceles turcas en el año 2000. Esta huelga de hambre fue sanguinariamente reprimida por el ejército. Entre retratos e imágenes de archivo, una reflexión sobre la resistencia y el sacrificio del individuo frente a la violencia del Estado. Prisons es parte de una serie de 3 cortos documentales llamada “Notre corps est une arme”, que  muestra individuos que afirman sus cuerpos como lugar de resistencia política y social.