Ernesto lleva 40 años viviendo en EE.UU. Desde la década de los 80 trabaja en una compañía de helados. Durante los meses de invierno, mientras los camiones “hibernan”, es cuando despierta su memoria del pasado.

3° Edición CineMigrante 2012