Tras pasar una fuerte tormenta en medio del mediterráneo el barco carguero Stratis II recala en el puerto de Barcelona a fines del 2007. En principio el objetivo era entregar carga, arreglar desperfectos y así continuar el viaje. Ni la tripulación ni su capitán, Mumtaz Ahmed se imaginarían que ese sería el último viaje del barco, siendo abandonados todos a su suerte en el puerto catalán.

3° Edición CineMigrante 2012