bg

Esta Edición

CineMigrante vuelve a Colombia. Regresa sabiendo que ha dejado algo de su ser en el espacio que habitó poco tiempo atrás. Y por eso regresa y busca. Se deja conmover por lo dinámico del estar. Sin explicaciones, sin mediar palabra el encuentro es certero. Sin buscar sentido, el todo deviene en movimiento y se habita el hogar, la casa de uno/a.

El regreso implica haberse ido de alguna forma, para habitar un nuevo espacio de reinvenciones, de soledad interna y fecunda, de añoranzas, de espera en donde el cielo ya no es ese cielo, ni la casa tiene olor a comida recién hecha, los tiempos no acompañan (se imponen) y ya nada sostiene ni tiene el color de aquella tierra.

Pero al regreso, el cielo ya no es aquel cielo, ni la casa espera con el olor de la reciente comida, los tiempos no acompañan (se descompasan) y ya no existe lo que sostiene ni color con el que se defina la tierra.

En esos momentos entonces, se habita hacia dentro, se construye hogar interno y se defiende el derecho a vivir el mundo, sus tiempos, sus tierras y sus cielos.

Pues entonces Cine Migrante vuelve al camino de acción subrayando que el derecho al movimiento, el derecho a migrar, es un derecho humano inalienable. Sabemos que cada una/o de nosotras/os hemos migrado y seguimos migrando ante la violación de los derechos humanos fundamentales en nuestro lugar de vida. Y entendemos por ello que, hasta tanto no transformemos este mundo en el que vivimos, hasta tanto no cambiemos la relación del hombre y la mujer con el medio, con la naturaleza, la relación entre nosotros y nosotras, el derecho a migrar deberá seguir siendo un derecho humano inalienable.

Colombia vive desde hace tiempo, una historia que lo particulariza como país en América Latina. Esta particularidad claramente tiene como una de sus aristas compositivas, la movilidad humana. Hace más de 40 años Colombia vive para sus adentros movimientos migratorios de diversas causas que hacen del desplazamiento humano una constante relevante de la realidad. Desde migraciones interdepartamentales, migraciones hacia las grandes ciudades como Bogotá hasta migraciones hacia países extranjeros sea por motivos económicos, sociales, políticos o culturales, el componente del movimiento es algo necesario a ser abordado, comprendido y analizado a través de una mirada amplia que permita sensibilizar acerca de la problemática, unificar deseos, historias y motivaciones a fines de lograr un mayor entendimiento y diálogo que abogue por la igualdad de derechos.

CineMigrante aporta en ese sentido, una selección de materiales desde los cuales observar la migración que habilita una mirada amplia; acerca historias cotidianas de diversas partes del mundo, aunando sus recorridos más allá de las fronteras. Alumbrar los procesos migratorios desde una concepción humanista que centra su mirada en el desarrollo libre del ser humano, sin distinción alguna, posibilita una comprensión profunda de los recorridos particulares y sociales de cada una de las poblaciones migrantes involucradas.